ESTRES Y FATIGA CRONICA

Magnesio y el estrés

Según el Dr. Hans Selye, el magnesio también se agota cuando el cuerpo cambia de una reacción “pelea o huida” de corto plazo a una reacción crónica de estrés.

Episodios agudos del síndrome de fatiga crónica y fibromialgia a menudo se hacen presentes por la exposición al estrés, sea emocional o físico.

El aumento consiguiente en adrenalina y químicos del estrés precipita la pérdida de magnesio y puede ser un factor en ambas condiciones.

Bajos niveles de magnesio intensifican la secreción de los químicos del estrés, aumentando así el riesgo de efectos adversos del estrés y generando otro círculo vicioso.

La sobreproducción de adrenalina debido al estrés produce deficiencias de magnesio y por lo tanto pone en tención el sistema de energía del cuerpo que depende del magnesio, causando el agotamiento de energía que lleva a la fatiga.

La fatiga se reduce frecuentemente con suplemento de magnesio. De hecho, un avance considerable ocurrió en la investigación sobre el síndrome de fatiga crónica cuando se descubrió bajos niveles de magnesio en la mayoría de quienes lo padecían.

De los muchos sistemas de enzimas que requieren del magnesio, los más importantes son responsables de la producción y almacenamiento de energía.

Comparte en Redes Sociales